martes, 31 de enero de 2017

A VECES ES PRECISO SABER QUIÉN ES UNO





A veces es preciso saber quién es uno
suele suceder tres o cuatro veces al día
y voy corriendo a donde no te sienta
piedra de mi corazón

A veces es preciso saber a qué sabes tú
suele suceder tres o cuatro veces al día
y voy y huelo el rastro de tu tiempo
carne de mi corazón

a veces es preciso olvidarme de todo y abrazarte
suele suceder tres o cuatro veces al día
y me quedo quieto agazapado en ti
sangre de mi corazón

A veces es preciso no saber nada de ti
suele suceder el resto del tiempo
y es cuando te amo con toda mi ternura salvaje
vida de mi corazón


"A Mía" 31.1.2017

Esteban Péerz Sánchez 

lunes, 30 de enero de 2017

LA CONFESIÓN









Era recurrente urdir la trampa de una falsa confesión
para no quedar atrapado en la realidad del momento,
quien no se confesaba no tenía tiempo libre
en un mundo donde la libertad no existía
“sin pecado concebida”
y el monstruo del otro lado escuchando
-me confieso de haber mentido-
(y era verdad, lo único que cambiaba era el tiempo verbal)
me confeso de cometer actos impuros
de haber faltado a mis mayores... !joder qué cruz!
y dios que está en todos los lados lo sabe
y todo por acabar rápido, por jugar en el patio a la pelota,
por saltarnos las tapias y hacer “novillos”
por ver a las chicas sus piernas o sus bragas
por querer ser como los mayores y decir tacos y empujarnos y gritar.
Es jodida la vida a los nueve años,
no puedes llorar tienes qué ser un hombre, no puedes leer
te han quitado los libros por una biblia
y era recurrente urdir la trampa de una falsa confesión
para no quedar atrapado en la realidad del momento
“sin pecado concebida”
y te echo de menos
y Dios que está en todas las partes lo sabe

“A  Mía” 30.1.2017

Esteban Pérez Sánchez


domingo, 29 de enero de 2017

MI CASA ES UN OTOÑO CON HOJAS Y VIENTO




Mi casa es un otoño con hojas y viento
exageradamente rima con la tristeza y con algún invierno
las paredes son blancas y pálidas y desnudas
cuelgo algunas lágrimas y escribo nombres que van muriendo
en los rincones hay telarañas de risas y algún poema
y en el suelo la ropa de cuando amo y la sonrisa
a veces tengo olvidos de amor y salgo desnudo a la vida
con los labios manchados de vino y de tu cuerpo
y mis manos son acuarelas de tu arco iris 

Mi casa es un otoño con hojas y viento
exageradamente rima con la melancolía
hay barcos de papel aviones molinillos cometas
que me ayudan a cruzar todos los silencios
tengo los besos que te doy cuando no te das cuenta
los te amo de siempre con los te echo de menos
el teléfono que nunca suena y el eco de tu eco
y las noches que no duermo guardadas en un libro
que poco a poco me va escribiendo

Mi casa es un otoño con hojas y viento
exageradamente rima con lo que tengo


"A Mía" 29.1.2017

Esteban Pérez Sánchez 


ACUARELAS COLECCIÓN "MIEDOS INTERNOS"

ACUARELAS "COLECCIÓN MIEDOS INTERNOS"




Acuarelas pertenecientes a La Barceloneta, buscando el otro lado de la luz, el otro lado del lado romántico.










































jueves, 26 de enero de 2017

A VECES CREO QUE ME VALE TODO LO QUE SE PUEDE QUITAR






A veces
creo que me vale todo lo que se pueda quitar
la piel
las uñas de la espalda
la vacilación lenta de una caricia
y esos a veces
en los que creo que me vale todo lo que se pueda quitar
la inocencia
la incertidumbre
la verdad que es tan verdad que llega a parecerse a nosotros
y a veces creo que me vale todo lo que se pueda quitar
la cordura
la valentía
lo salvaje
la ternura
las ideas
las palabras
los colores
el respirar
y a veces creo que me vale todo lo que se puede quitar
y te observo
tan vestida
y sonrío


"A Mía 26.1.17"


Esteban Pérez Sánchez





miércoles, 25 de enero de 2017

SABES










Sabes
sonaba una canción y el viento bailaba
con la lluvia en los cristales de la casa
imagino que estaba pintando o dibujando
o escribiendo o pensando en no pensar
o discutiendo con las paredes o echándote de menos
perdido completamente en el rumor de la distancia
y el día era lo de menos igual era mañana
y sabes
la canción era todas las canciones que me mandas
incluso las que no me gustan escuchar -esas cosas nuestras-
y el viento bailaba con la lluvia en los cristales de la casa
imagino que estaba pintando o dibujando
enamorándote de ti cada vez que latía mi corazón
o me llegaba un poema en forma de tu mirada
-porque no hay mejor poema que tus ojos-
y dejaba de escribir o de pintar o de dibujar
y me ponía a bailar con el viento rozando con los dedos
los cristales de las ventanas
y sabes
sigo bailando como el primer día
como si mañana fuese el primer día esa canción
esa canción que son todas las canciones del mundo

sabes
sonaba una canción y el viento bailaba

"A Mía" 25.1.2017

Esteban Pérez Sánchez

martes, 24 de enero de 2017

UNO SE DESESPERA PORQUE LAS CABRAS NO LEEN POEMAS






Uno se desespera porque la cabras no leen poemas
no hay derecho piensas pataleas chillas te enojas
rasgas las vestiduras a la de al lado
y todo ello sin despeinarte
-a veces olvidas que estás calvo-

ese porqué tan extraño de las cabras
te cabrea te repatea te da náuseas hasta fiebre casi
ninguna cabra lee a Lorca o Benedetti o a Sabines
es injusto joder no me lo creo es imposible
y rasgas las vestiduras a la de al lado
y todo ello sin despeinarte
-a veces olvidas que estás calvo-

uno se desespera incluso con los poetas que no escriben a las cabras
Ni excusas ni musas ni hostias no hay nadie joder nadie
que tenga la cordura bien puesta
como mucho se escucha ese poeta está como una cabra
y joder no hay derecho ni leches es indignante repulsivo
y rasgas las vestiduras a la del al lado
y todo ello sin despeinarte
-y  no hace falta que me digan que estoy calvo que ya lo sé-
ninguna cabra lee a Octavio Paz, A Eliot a Cernuda


Ninguna cabra lee poemas mientras te echo de menos


“A Mía”  24.1.2017
Esteban Pérez Sánchez

lunes, 23 de enero de 2017

SÉ QUE LAS OLAS ERAN VIOLETAS





Sé que las olas eran violetas
y el viento un vestido de bruma y ceniza
y ni estabas tú, ni estaba yo,
sólo estaba la desnudez del mundo
y aunque careza de importancia
el amor estaba,
porque el amor siempre está
buscándonos entre las olas,
donde dos delfines se besaban
y un caballito de mar ganaba la carrera
a un pez espada que no participaba
y que a su vez,
porque todo tienen que tener su ilógica,
protege a las chicas que se bañan con la sonrisa puesta.
Alguien escribía sobre la arena la palabra “Tú”
-seguro que es un loco-
pero el mundo necesita de estas cosas
-hablo de la necesidad de un tú sobre la arena-
de la necesidad de que nos digan que las olas son flores,
de que el viento es libre y nos besa
y que ni estabas tú, ni estaba yo
y que en un rincón de esos llenos de magia y de misterio
yo te quitaba el último botón
y tú ponías los latidos de la vida
y dos delfines se besaban
y un caballito de mar ganaba la carrera

porque en la vida todo tiene que tener su ilógica.



 "A Mía" 23.1.17

Esteban Pérez Sánchez 

viernes, 20 de enero de 2017

A VECES PENSAMOS EN LO QUE SOMOS






A veces pensamos en lo que somos
y en lo que no fuimos
y nos miramos
y es complicado saber hasta que cierto punto
somos lo que somos o somos aquello que no fuimos
y si ves que hablo mucho me besas y se me pasa.
La primera vez que te desnudé éramos
uno de esos somos y fuimos lo que somos,
la segunda vez fuimos como somos lo que fuimos
y si ves que hablo mucho me abrazas y se me pasa
y te miro en los que somos y en lo que fuimos
porque muero en lo que seremos cuando somos lo que fuimos
y si no me entiendes me muerdes en los labios y se me pasa.
A veces pensamos en lo que somos y en lo que no fuimos
y nos miramos y seremos todo aquello que fuimos
y también, por qué no,  lo que no fuimos
y si sigues sin entenderme si te desnudas se me pasa.

"A Mía"   20.1.2017

Esteban Pérez Sánchez 





jueves, 19 de enero de 2017

ALGUNA VEZ PIENSO; NO TE EXTRAÑE





Alguna vez pienso; no te extrañe,
dónde no te tengo; no sonrías
y miro mis manos de acuarelas,
los delfines, de agua, luz y sangre,
tu espalda entre mis uñas, no te duela,
el beso que me falta, ponte cerca.

Alguna vez pienso que te extraño,
dónde no te tengo; mi sonrisa,
y miro mis manos y dibujo
un delfín con el latir de tus miradas
o escribió un poema y me hago versos
en un rincón del alba y te espero
entre las olas y la arena de la vida.

Alguna vez pienso; no te extrañé,
dónde no te tengo; no sonrías
y miro mis manos y rozo el viento
y hay escalofríos en el cuello, sigue cerca,
y preparo las maletas de la vida,
ese ligero equipaje de las almas,
ese vuelo de niño con cometa
para jugar con el viento entre tu falda; te la pones,
alguna vez pienso, no te extrañe; y te extraño.


A Mía, 19.1.2017


Esteban Pérez Sánchez


martes, 17 de enero de 2017

DÓNDE IBAS AMOR TAN DE MAÑANA







Dónde ibas amor tan de mañana
que aún el alba dormía
y en mi cuerpo te abrazabas,
dónde ibas amor tan de mañana.

Qué cantabas, dijiste, qué cantabas,
un beso en la frente de besos días
fue las respuesta, un beso sabor café
entre tus labios, dormidos, me despertaban,
seguro  fue el viento,  dije, golpeando la ventana
y nos miramos, sonriendo, como cómplices de nada,
de esos que saben todo con tan sólo una mirada.

En la guerra de los días se libran estás batallas,
si me das amor del bueno me matas
y me matas si en vez del amor del bueno
me besas y luego me amas, me matas.

Dónde ibas amor tan de mañana
que aún el alba dormía
y en mi cuerpo te abrazabas,

dónde ibas amor tan de mañana.

"A Mía" 17.1.2017

Esteban Pérez Sánchez 


lunes, 16 de enero de 2017

EN AUSENCIA DE UNO MISMO








En ausencia de uno mismo
uno recurre al interior de ciertas cosas,
al alma rota de los días, a los sueños,
a la extraña filosofía de verte pasar
y querer que permanezcas entre los pétalos de nieve
y el frío de mis manos
y desconozco en mí el paradero de la locura,
temo haberme vuelto cuerdo
y el cielo encaja en un azul sereno,
donde las estrellas son caminos indefinidos
y la luna es de cristal y se rompe
y todo se cubre de una noche blanca
y me tranquilizo al saber que la locura y tú
aún estáis conmigo.

En ausencia de uno mismo
ese recoveco de los mimos,
como explicar en este eco del tiempo
tan a segundo a segundo, corazón,

como poder sobrevivir sin tus caricias.

"A Mía" 16.1.2017

Esteban Pérez Sánchez 

viernes, 13 de enero de 2017

OJALA UN DÍA DESPIERTES




Ojalá un día despiertes
y la lluvia golpee en la ventana
como tu corazón en mi pecho
y abras
y puedas ver
como cada gota de lluvia es un sol diminuto
que colorea tu cara,
como una peca,
una sonrisa,
un abrazo inesperado,
un refugio,
porque todos tenemos un mar día
y te haga reír…
ojala un día despiertes
y abras
y cada gota de lluvia
seas tú en mí,
ojala un día despiertes
así,
aunque no llueva.



"A Mía" 13.1.2017



Esteban Pérez Sánchez 

jueves, 12 de enero de 2017

ESE CONCEPTO SOBRE LA BELLEZA QUE TENGO







Ese concepto sobre la belleza que tengo
cuando la busco con mis uñas en tu piel
y no te dejo decir palabra alguna
sin que lleguemos a ser nunca silencio.

O cuando llegas y llego y nos buscamos
ese último aliento y nos vivimos
muriéndonos un poco en cada uno;
también es un buen concepto de belleza.

O cuando te despeino y luego te ato
a la libertad de todos los abrazos
y me matas y te mato y nos matamos
por hacernos libres en el otro;

sobre la belleza tengo ese concepto.

"A Mía" 12.1.2017

Esteban Pérez Sánchez 




miércoles, 11 de enero de 2017

HACE ENERO





Hace enero,
el viento es musgo y violetas de hielo,
hay roces de invierno en la piel,
diminutas flores secas,
blancas,
pálidas,
son los primeros gritos de los colores
y ya es de noche,
hay pétalos de luna,
rojos,
estallando en los labios
cuando me llega tu nombre.
 y no puedo esconderlo amor
y voy besándote por la ciudad a oscuras
como un amante loco,
totalmente loco,
tan lleno de ti,

tan lleno de cordura.

"A Mía" 11.1.2017



martes, 10 de enero de 2017

ME SIENTO EN UN RINCÓN DEL ALMA







Me siento en un rincón del alma
y espero.

Un día pasarás, lo sé,
siempre lo he sabido,
porque esto no es una calle cualquiera
donde todos caminan y hablan y sospechan
y hay semáforos y coches y me callo,
es un rincón del alma
y espero,
tienes que pasar en algún momento,
con la sonrisa en tu boca,
con mi sabor en tus labios,
pasarás y besarás mi cuello
mientras pinto o escribo
y será por ejemplo junio
y habrá un arco iris antes de la lluvia,
incluso lloverá antes que nosotros
y habrá una niña jugando en los poemas
y nos inventaremos un hoy que sea siempre
y cierro los ojos y te miro
y me pierdo.

Un día pasarás, lo sé,
y me siento en un rincón del alma
y te espero.

"A Mía"

Esteban Pérez Sánchez  10.1.2017