martes, 9 de enero de 2018

¡TE ODIO!





¡Falta la banda sonora!
¡No hay música!
Te escucho respirar -te digo-
Pero te quejas y no sólo son gemidos,
hay velas apagadas, rostros desencajados,
nos sobran dioses, nos falta noche,
abrazados en la inconsecuencia del tiempo
¡Para el reloj!
¡No puedo! ¡Estamos follando¡
Te odio ¡Joder!
Y los vecinos también nos van a odiar
¡No quiero que haya un después!
¡Que no venga el silencio¡
-Somos humanos- ¡Hostias!
Falta la banda sonora, no hay música,
incluso puede que no sea una historia de amor,
sólo fragmentos traspasados de heridas,
pétalos de lluvia sin nubes,
viento sin rosa de los vientos,
la hojarasca del deseo atrapada en un remolino
de hálitos de historias que nunca nos sorprenden,
por mucho que los vecinos nos puedan llegar a odiar
¡Para el reloj!
¡No puedo! ¡Estamos follando!

¡Te odio! ¡Joder!

Esteban Pérez Sánchez  9.01.2018 

No hay comentarios: