viernes, 4 de mayo de 2018

ES LA HORA (POEMAS PARA EL DÍA DE LA MADRE)









Jugábamos,
el reloj era un grito desde una ventana,
un segundo conocido,
un ya, un a comer, ya es de noche, es la hora,
alguien contaba hasta cien
con el sentido de quedarnos siempre en los sentidos,
las miradas eran de no conocer aún los adioses,
ni reconocer el cansancio.
Jugábamos
y ahora seguimos jugando,
sabiendo el sentido del tiempo,
escuchando los juegos de otros,
siendo ahora ese segundo conocido para ellos,

un ya, abrázame, bésame todas las muertes, es la hora.





Esteban Pérez Sánchez 





No hay comentarios: